FEPADE apoya el mejoramiento de oportunidades y logros educativos de la niñez y juventud salvadoreña por medio de proyectos educativos con objetivos, alcance, tiempo y recursos definidos. Lidera o asistencia técnica en todo el ciclo de proyectos que incluye las fases de diseño, ejecución, monitoreo, evaluación y aprendizaje.

Los proyectos son de tamaño variable, dependiendo del volumen de financiamiento o patrocinio, que ser de procedencia local o internacional. Incluyen aspectos como: capacitación de directores escolares, docentes, padres, madres y actores locales; formación en competencias básicas (lectoescritura, STEM); desarrollo de habilidades socioemocionales; uso de las TIC para la gestión y el aprendizaje; liderazgo juvenil, formación de competencias laborales, formación de habilidad para la vida, participación de la familia y la comunidad; infraestructura y equipamiento, entre otros.


Proyectos Educativos

 

Educar y Convivir (2018-2023). El proyecto es ejecutado bajo una Alianza Global para el Desarrollo (Global Development Alliance) con USAID. Espera movilizar US$ 20 millones: 50% aportado por USAID y 50% por el sector privado. Mediante alianzas público-privadas, el proyecto busca fortalecer la capacidad de las comunidades escolares para mejorar la calidad educativa y la armonía, así como el bienestar de los actores clave del proceso educativo a nivel local, contribuyendo a transformar escuelas en centros integrales de convivencia y cohesión social.  El proyecto incluye tres áreas de acción: asistencia técnica y capacitación; infraestructura y equipamiento escolar y comunitario; y becas. Tiene como meta impactar en 100 centros escolares y 150 comunidades: 20 mil estudiantes, 100 directores y 1,500 docentes. Se desarrolla en coordinación con el sector privado y actores públicos, y tiene como base la experiencia derivada de dos iniciativas precedentes: Adopte una Escuela (2010-2017) y Soluciones (2012-2017).

 

Félix y Susana (desde 2016 al presente). Es un programa de la Fundación SURA (Colombia), que busca contribuir a que niños y niñas construyan aprendizajes y experiencias con sentido, decidan sobre el cuidado de su cuerpo, sus relaciones sociales y su vida, mediante el fortalecimiento de entornos educativos protectores inclusivos. El programa incluye espacios de formación de directores y docentes, uso de material pedagógico, una serie de videos educativos disponibles en línea, orientación a padres de familia, acompañamiento sistemático en el marco del plan de desarrollo institucional (PEI) de los centros escolares. En El Salvador, desde su fase preparación, el programa se ejecuta en estrecha coordinación con el Ministerio de Educación (MINED) y recibe orientación técnica de la Fundación Sura. Cuenta con el patrocinio de ASESUISA y se desarrolla en 29 escuelas públicas del país ubicadas en La Libertad, San Ana, Chalatenango, Sonsonate y San Salvador. El programa también ha sido desarrolla por EDUCA, en República Dominicana.

 

Los Amigos de Zippy (desde 2012 al presente). Es ejecutado por FEPADE bajo una  licencia con la Partnership for Children (Inglaterra) y con apadrinamiento de Banco Davivienda. Por medio de historias infantiles protagonizadas por Zyppy (un insecto), este programa ofrece espacios para que niños y niñas de parvularia y primeros grados de educación básica enfrenten problemas relacionados con la amistad, la comunicación, la soledad, la intimidación, la pérdida, los cambios. El programa se desarrolla en 30 países del mundo (particularmente de América, Europa y Asia), y está fundamentado en principios de interculturalidad y respeto a la diversidad. En El Salvador ha sido desarrollado en más de 40 escuelas de San Salvador y La Libertad. En búsqueda de nuevas oportunidades, una propuesta de proyecto basada en “Los Amigos de Zippy”, y enviada por FEPADE a la Fundación Mc Arthur, fue agregada en 2020 al Banco de Soluciones de “100&Change”.

 

Apoyo a la capacitación de docentes en servicio (2014-2018). Bajo contratos con el Ministerio de Educación (MINED), FEPADE colaboró en la capacitación de docentes en servicio. Al inicio, las acciones estuvieron enmarcadas dentro del modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno (EITP); luego, se articularon con Plan Nacional de Formación de Docentes en Servicio del Sector Público. Se brindó apoyo técnico y logístico a la formación de formadores, directores escolares (más de 800), técnicos del MINED, docentes en servicio (más de 5,000), estudiantes (más de 1,000) así como padres y madres de familias (representantes de organismos de administración escolar), en el proceso de inducción para implementar el modelo EITP. Entre 2015 y 2018, se apoyó la capacitación de más de 1,600 especialistas y más de 5,100 docentes de tercer ciclo básico y bachillerato en todo el país. Las áreas de formación incluyeron las disciplinas básicas (biología, física, química, lenguaje y literatura, matemática, estudios sociales) y otras como educación física y artística, y la revitalización del Náhuat.

 

Soluciones (2012-2017).  Financiado por USAID y el sector privado, este proyecto tuvo el propósito de fortalecer la convivencia social a nivel municipal, promover la responsabilidad social empresarial (RSE) en la prevención de la violencia, así como producir y difundir conocimiento para apoyar procesos de decisión. Estuvo focalizado en 75 comunidades de siete municipios (identificados entre los 50 más peligrosos del país, dentro del Plan El Salvador Seguro, del Gobierno 2014-2019): San Martín, Ciudad Arce, Puerto de La Libertad, San Salvador (Distrito 5), Sonsonate, Ciudad Delgado y Zacatecoluca. Fue ejecutado por una alianza de cinco organizaciones: FEPADE (líder), FUSADES, FUNDE, Glasswing International y FUSAL. Contó con el aporte económico de USAID (US$ 20 millones) y del sector privado (US$ 22 millones) – un total de US$ 42 millones-, bajo la iniciativa “Asocio para el Crecimiento” [Partneship for Growth, PFG] del Gobierno de los Estados Unidos.

 

Adopte una Escuela (2010-2017). Mediante una estrategia de apadrinamiento, el proyecto brindó apoyo a 200 escuelas públicas en estos ámbitos: (a) promoción de alianzas público-privadas; (b) fortalecimiento de la gestión administrativa y pedagógica, (c) prevención de la violencia; (d) dotación de infraestructura y tecnología educativa. Por medio del enfoque de “corredores educativos”, este proyecto incluyó a 580 escuelas adicionales y tuvo cobertura geográfica en todo el país.  Fue financiado bajo un esquema de contribuciones US$1xUS$1 (un dólar de USAID, un dólar del sector privado). El monto total del proyecto fue US$ 12,3 millones.

 

Fortalecimiento de la convivencia escolar (2011-2013). Financiada por la Unión Europea, esta iniciativa apoyó el Programa de Fortalecimiento de la Cohesión Social en el Sector Educativo (PRO-EDUCA), en asociación con EDUCTRADE (España). Dentro del Modelo de Gestión Integral Ciudadana (MGIC) para la prevención de la violencia, impulsado por el MINED, este proyecto desarrolló actividades en tres ámbitos: (1) diseño, implementación, seguimiento y evaluación del MGIC en las áreas de ciudadanía, arte y cultura, recreación y deporte escolar; (2) desarrollo de capacidades del personal del MINED a nivel central y departamental; (3) coordinación con entidades nacionales y locales para fortalecer la autonomía escolar y local. Benefició a docentes, estudiantes, padres y madres de familia, así como líderes y personal técnico vinculados al sector educativo.

 

Fortalecimiento a la Educación Básica (FEB) (2006-2012). Financiado por USAID y coordinado con el MINED, este proyecto tuvo el propósito de promover la equidad y eficiencia, así como mejorar el aprendizaje de los estudiantes de primaria en el área de lenguaje. Incluyó estas actividades: diseño curricular (producción y entrega de libros de texto); formación docente; fortalecimiento de la gestión escolar con participación de la comunidad; apalancamiento para aprovechar materiales educativos mediante alianzas público-privadas; monitoreo y evaluación. Atendió a más de 600 centros escolares públicos ubicados en seis departamentos del país: Sonsonate, Cuscatlán, Cabañas, San Vicente, Morazán y la Unión. En la ejecución del proyecto también participaron Save the Children y Equip 2; además, en las acciones de formación docente, colaboraron tres universidades:  Don Bosco (UDB), Pedagógica de El Salvador (UPES) y UCA.

 

Centros de Excelencia para la Capacitación Docente (CETT) (2003-2010). Este proyecto fue una iniciativa regional financiado por el Bureau de USAID para América Latina y el Caribe. Estuvo centrado en mejorar los aprendizajes de lectoescritura de estudiantes del primer ciclo de educación básica e incluyó capacitación docente, producción y distribución de materiales didácticos, así como el acompañamiento a los centros escolares. Para Centroamérica y el Caribe, el proyecto fue coordinado por la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM, Honduras); también participaron instituciones educativas de Guatemala, Nicaragua, República Dominicana y México. En el caso de El Salvador, la intervención fue conducida por FEPADE, estuvo focalizada en casi todas las escuelas de Chalatenango, y las acciones fueron coordinadas técnica y operativamente con el MINED. FEPADE fue miembro del Comité Coordinador del proyecto.

 

Asistencia al desarrollo de Centros de Recursos para el Aprendizaje (CRA) en educación media (1998-2004). Bajo contratos con el MINED, FEPADE brindó asistencia técnica en la creación y desarrollo de CRA en el nivel de educación media del país. La asistencia incluyó estos componentes: especificar estándares para la compra de computadoras, software y equipo audiovisual; proveer asistencia para comprar e instalar estos recursos; diseñar e implementar programas de capacitación de directores, responsables de recursos tecnológicos, docentes (cerca de 3000), y miembros de consejos directivos escolares (más de 1000); incorporar el uso tecnologías en los planes escolares y de aula; brindar orientaciones para el uso, cuido y mantenimiento de recursos tecnológicos. La iniciativa involucró progresivamente a los centros escolares públicos del nivel medio hasta alcanzar 166, casi la totalidad de escuelas de este nivel educativo en el país.

 

Apoyo a la Reforma Educativa (1993-2002). Ejecutado bajo un convenio con USAID, este proyecto apoyó el proceso de reforma educativa salvadoreña de los años 90. El proyecto incluyó tres componentes: (1) fortalecimiento institucional para la capacitación de agentes educativos; (2) desarrollo de la capacidad nacional de investigación educativa; (3) diálogo y divulgación para el cambio del sistema educativo. El primero de estos componentes incluyó el Programa de Formación de Investigadores Educativos (PROFINE) y el Fondo de Investigación Educativa (FINE).  Con base en la experiencia del proyecto, FEPADE creó su línea de investigación y desarrollo educativo. También creó la Revista Pedagógica AB-sé, la cual fue institucionalizada y ha sido publicada regularmente hasta el presente. De forma similar, este proyecto ha recolectado y distribuido libros y material de lectura a centros escolares, por medio la Campaña Nacional de Libro, que se ha realizado anualmente y tuvo su 20º edición en 2019.

 

Estudio sectorial y foro nacional sobre educación (1993-1995). FEPADE participó en el estudio del sector educativo salvadoreño que fue conducido por el Harvard Institute for International Development (HIID) bajo un contrato con USAID. Esta iniciativa fue coordinada con el MINED y contó también con la participación de la UCA. La investigación incluyó a 13 expertos internacionales y 12 especialistas nacionales, y fomentó espacios de diálogo con un grupo asesor integrado por más de 50 representantes de organizaciones clave del país. FEPADE apoyó el estudio en las áreas de educación técnica/vocacional y desarrollo gerencial, y facilitó las actividades de diálogo sobre los análisis y recomendaciones del estudio. Los resultados del estudio fueron publicados por UCA Editores en el libro de 10 capítulos: “Educación en El Salvador de cara al siglo XXI. Desafíos y oportunidades”. Posteriormente, FEPADE apoyó las actividades de un Foro Nacional que dio aportes a la elaboración del Plan Decenal de Reforma Educativa (1995-2005).

 

Material and capacitación docente en el área de educación moral y cívica (1987-1990). FEPADE apoyó la capacitación de docentes en servicio en materia de valores morales y cívicos. Esta iniciativa fue realizada en asociación con la Universidad Católica de Occidente (UNICO, hoy UNICAES) e incluyó la producción de programas y materiales educativos y capacitación de un primer grupo de 460 docentes. En 1990, año en que inició la adoptación de los nuevos programas de esta materia, FEPADE apoyó la capacitación de 2,000 maestros del sector público a nivel nacional.